Apr
19

Kyoto Noroeste-Arashiyama II

Por M&F  //  Nuestro Viaje  //  Sin comentarios

La caminata por Arashiyama es realmente fabulosa. Es preferible decidir que quiere uno hacer y dejarse tiempo para pasear que intentar abarcar demasiado en un día. El lugar vale la pena más allá de los puntos específicos. La realidad es que uno no puede ver todo y tampoco pagar todas las entradas (probablemente).

DSCN6846

DSCN6847

DSCN6849

DSCN6853

DSCN6855

DSCN6860

Nosotros decidimos hacer algunas cosas menos famosas y estándar y dejar de lado las que suele hacer todo el mundo (ej.: Daikakuji), nos parecían más atractivas otras cosas y nos derivamos un poco también en el camino… ya verán más adelante. Entre las cosas que se pueden apreciar con sólo caminar por la zona están las casas y la atmósfera de pueblo japonés. Japón es mucho más que un templo con techo dorado, es callecitas angostas, es espacio verde increíble, es paz en el aire constante… vivir ese Japón vale la pena. Específicamente en otoño se realizan variados festivales de linternas en todo el país. En Arashiyama se realiza en Diciembre el Hanatoro, linternas y flores en calles, templos y santuarios y ya podíamos empezar a ver algunos indicios de la preparación.

DSCN6858

DSCN6861

DSCN6862

DSCN6865

DSCN6868

DSCN6869

DSCN6871

El Templo Adashino Nenbutsuji es conocido por su gran cementerio repleto de estatuas de piedra que el famoso monje Kobo Daishi ofrendaba a las almas del lugar. Esta recopilación de cientos de estatuas es impresionante.

DSCN6930_1

DSCN6873

DSCN6890

DSCN6917_2

DSCN6923_1

DSCN6920_2

De todos modos hay más cosas desparramadas por el lugar. Aparte del cementerio central con las estatuas, hay un cementerio detrás y hay un bosque de bamboo que te lleva a un cementerio, que parecía más nuevo, arriba.

DSCN6884

DSCN6887

DSCN6906

DSCN6907

DSCN6908_1

DSCN6909_1

También hay un par de santuarios. Uno de ellos dedicado exclusivamente a las almas de los niños, no se pueden sacar fotos allí. Resulta en una mezcla entre triste y escalofriante, ya que las ofrendas comúnmente eran los juguetes de los mismos niños.

DSCN6883

DSCN6900

DSCN6901

DSCN6904

DSCN6905

DSCN6911_2

El principal santuario está dedicado a Kobo Daishi y se realizan ofrendas a la naturaleza según la temporada. En la época del año que fuimos eran membrillos.

DSCN6913_1

DSCN6916_1

DSCN6914_1

DSCN6894_1

DSCN6888

DSCN6892

Una particularidad común en el templo es que se suelen ofrendar a las almas de los muertos estatuas sin cabeza y se le coloca una piedra en su lugar. También hay varias áreas repletas de musgo y estatuas con musgo.

DSCN6927_1

DSCN6928_1

DSCN6926_1

DSCN6875

DSCN6877

Además de los muchos detalles y vistas que posee toda la zona y que son sumamente fotografiables.

DSCN6882

DSCN6889

DSCN6895_1

DSCN6896_1

DSCN6897_1

DSCN6912_1

DSCN6931_1

El templo está localizado al final del Saga-Toriimoto, un camino preservado en el estilo del período Meiji. Para nosotros, este era el comienzo del camino, ya que veníamos del lado opuesto. El camino está repleto de casitas transformadas ahora en locales de artesanías, recuerdos y dulces regionales.

DSCN6933_1

DSCN6934_1

DSCN6935_1

DSCN6942_1

DSCN6967

DSCN6970

Y aquí es donde nos “retrasamos”. Recorriendo este camino tan bello, nos cruzamos con una vitrina donde dentro se veía una hermosa escena completamente armada de muñequitos hechos con capullos de gusanos de seda. Al lado de ella una sugerente escalera que subía a un lugar que, aun sin saber si era permitido, sentimos la urgencia de investigar.

DSCN6936_1

DSCN6937_1

DSCN6940_1

DSCN6941_1

DSCN6943_1

Al subir las escaleras misteriosas nos encontramos con un local repleto de estas artesanías de capullos. Impresionantes, cada una de ellas. Desde gatos, conejos y ardillas hasta pájaros, monos, caballos y familias. Todo tan bello que te daban ganas de llevarte el local entero.

DSCN6946

DSCN6948

DSCN6959

DSCN6960

DSCN6961

DSCN6962

DSCN6963

DSCN6964

DSCN6966

Así y todo lo mejor del local no eran los muñecos sino los dueños. Sin hablar japonés y sin ellos hablar inglés o español, nos quedamos más de una hora hablando con ellos. Nos dieron té verde con dulces, el dueño nos habló de su amor por Argentina y la Patagonia, nos cantó un tango, y hasta nos hicimos chistes mutuamente. Todo esto sin hablar el mismo idioma. Quedarán por siempre grabados en nuestros corazones.

DSCN6944

DSCN6950

DSCN6952_1

DSCN6953

Si bien mucha gente va a Arashiyama a ver el puente y el Templo Tenruiji, para nosotros por lejos lo mejor de Arashiyama fue ese matrimonio. El local se llama Mayumura y sus dueños, Tetsuo y Sachiko. Pueden encontrarlo acá: http://www.mayumura.com

Google Maps

Y así seguimos camino, dejamos sin recorrer cosas a las que ya no llegábamos y nos fuimos a los bosques de bamboo y un santuario dentro que nos interesaba.

DSCN6972_1

DSCN6977

DSCN6979

DSCN6980

DSCN6984

DSCN6991

Como ya era casi de noche, las fotos que pudimos sacar fueron muy pocas. Igual caminar con poca luz por los bosques de bamboo estuvo muy bueno.

DSCN6993

DSCN6995

DSCN7003

DSCN7005

DSCN7007

DSCN7008

Ya que tratamos de cenar en algún lugar allí pero no aceptaban tarjeta en ningún lado y nos habíamos quedado sin efectivo, emprendimos la vuelta.

Kyoto Noroeste-Arashiyama
Onomichi

Dejá tu mensaje

Suscribite al blog por email

Introducí tu email para suscribirte a este blog y recibir notificaciones.

Videos

%d bloggers like this: