Feb
18

Fushimi Inari – Kioto Central I

Por M&F  //  Nuestro Viaje  //  Sin comentarios

DSCN5719

Kioto, antiguamente la capital del Japón y residencia del emperador hasta 1868, fue sacada de la lista para la bomba atómica y los bombardeos aéreos de la Segunda Guerra Mundial a causa de su inmenso valor histórico. Tiene incontables templos, santuarios y estructuras históricas invaluables.

Al caminar por la ciudad, más allá de que muchas cosas ya son modernas, es inevitable respirar ese aire milenario, tal vez sea la estructura de calles y veredas mucho más angostas que una ciudad moderna, o tal vez sea la gran cantidad de monumentos históricos regados por doquier.

Hay algo en el aire de Kioto que la hace sentir sumamente diferente a ciudades como Osaka y Tokio. No sabemos bien que es pero es así. Se siente distinta, se ve distinta, para bien y para mal.

DSCN5670

DSCN5678

DSCN5667

DSCN5676

Como donde estábamos hospedados estaba a unas 15 o 20 cuadras de nuestro primer destino del día, decidimos ir caminando, a pesar del día sumamente gris.

DSCN5666

DSCN5668

DSCN5669

DSCN5671

DSCN5674

Y llegamos al que para nosotros fue uno de los lugares más mágicos de Japón.

El santuario Fushimi Inari en el sur de la ciudad de Kioto, es famoso por sus miles de puertas torii anaranjadas formando caminos que llevan a bosques en la sagrada montaña de Inari.

DSCN5679

DSCN5680

DSCN5681

DSCN5683

Es el más importante de miles de santuarios dedicados a Inari, el dios shinto del arroz. Se cree que los zorros son los mensajeros de Inari, por lo cual los terrenos del santuario están repletos de ellos. Sus orígenes datan de antes de que Kioto se haga capital de Japón en el 794.

DSCN5682

DSCN5685

DSCN5687

En la entrada se erige la puerta Romon, detrás de ella está el edificio principal del santuario y varios edificios auxiliares. El lugar es inmenso e incluye una edificación especial para rituales que es como una gran pérgola o un escenario techado, abierto en los 4 lados.

DSCN5684

DSCN5689

DSCN5688

DSCN5690

DSCN5691

DSCN5698

Una cosa llamativa es el excesivo orden que tienen, hasta las piedritas del piso alrededor de los edificios del santuario. Pero, si se mira con un poco más de detalle ¡se descubre la trampa!

DSCN5695

DSCN5697

DSCN5696

DSCN5693

DSCN5699

DSCN5700

Como todos los santuarios, tiene un sector dedicado a los deseos. Uno puede comprar un pequeño torii de madera, escribir su deseo y dejarlo allí. Al terminar este área es como que termina la parte principal y comienza la magia del Fushimi Inari.

DSCN5701

DSCN5702

DSCN5703

DSCN5704

DSCN5705

La entrada al camino de los miles de torii comienza, tras unos metros, con dos caminos paralelos. Todos los torii son donaciones de individuos o compañías y el nombre del donante y la fecha están inscriptos en la parte de atrás de cada puerta. Mientras más abajo el torii y mayor tamaño, más caro es lo que se paga. A pesar de esto, es la parte más densamente poblada de puertas.

DSCN5706

DSCN5710_1

DSCN5711_1

DSCN5712_1

DSCN5713_1

DSCN5720

El camino al tope de la montaña y de regreso lleva alrededor de 2 a 3 horas. De todas maneras, nosotros tardamos más… es demasiado lindo para pasear como para apurarse. A lo largo de la subida vas teniendo diferentes “estaciones” donde hacer ofrendas, pedir deseos, rezar…

DSCN5716

DSCN5717

DSCN5718

DSCN5724_1

DSCN5721

DSCN5730

Después de una caminata llegás al primer estanque en donde podés encontrar muchos patos, un lugar para comer algo y otro lugar donde podés tramitar tu propio torii. Aparentemente lo mínimo que necesitás para poder tener tu propia puerta naranja en el Fushimi Inari son 1750 dólares…

DSCN5727

DSCN5732

DSCN5734_1

DSCN5741

DSCN5742

DSCN5745

La cantidad de lugares para rezar y la cantidad de puertas por las que pasás hacen que este lugar resulte casi como un laberinto del que, aunque no lo creas, no querés salir nunca.

DSCN5744

DSCN5746

DSCN5749

DSCN5755

DSCN5756

DSCN5767

En la parte más alta de la montaña hay un antiguo santuario repleto de estatuas por todas partes de zorros y perros de fo entre medio de toda la vegetación.

DSCN5757

DSCN5758

DSCN5760

DSCN5769

DSCN5770

DSCN5778

Los detalles son hermosos y ameritan gran cantidad de fotos, para variar… También hay muy lindas y amplias vistas desde arriba y más lugares para comer.

DSCN5784

DSCN5785

DSCN5789

DSCN5790

DSCN5786

DSCN5793

Así termina este bello, misterioso y pacífico recorrido. Hasta la estación tiene zorritos y detalles naranjas. Nota aparte: los niños japoneses son lo más lindo del mundo. Son muy atentos y simpáticos y te saludan en inglés, una y otra vez: harou, harou…

DSCN5794

DSCN5797

DSCN5802

DSCN5804

DSCN5806

DSCN5810

Salimos del Fushimi Inari y nos tomamos un tren con unos peculiares asientos con estampado de íconos para discapacitados… interesante modo de mostrar que esos asientos son para ceder. Así nos fuimos rumbo al famoso Mercado Nishiki. Antes nos cruzamos con un par de lindas construcciones, el río de Kioto y una grulla muy simpática. Sí, una grulla, como las hechas en origami.

DSCN5813_1

DSCN5814

DSCN5819_1

DSCN5820

En Japón, a las casetas y oficinas de policía se les llama Koban. Pese de lo que vimos en Internet (cobani viene de abanico al revés), nos resulta mucho más atractiva la teoría de que cobani sea una castellanización de la caseta de policía japonesa. Como pueden ver en la foto, el cartel de la comisaría de esta zona es tierno y chistoso. Un policía a caballo llevando un niño… sin palabras. A diferencia de la Argentina, siempre tratan de acentuar en sus carteles el rol de ayuda al prójimo con iconografías simpáticas e incluso mascotas, mucho más que la cuestión de ley y orden tan occidental.

DSCN5823

DSCN5824

DSCN5815

En el camino logramos sacarle una foto a una maiko (aprendiz de geisha) que paseaba por ahí y vimos un local de venta de ropa tradicional y zapatos japoneses. No son los kimonos caros de las geishas, pero son tradicionales y más accesibles. Como ropa de diario de geisha. Se puede conseguir una ropa desde unos 50 dolares y un par de zapatos desde 10 dólares.

DSCN5828

DSCN5832

El mercado Nishiki es un área de unas 5 cuadras de locales, localcitos y restaurantes. Calle hecha peatonal y techada, vende todo relacionado con comida y es adonde ir para encontrar todo tipo de especialidades.

DSCN5831

DSCN5834

DSCN5835

DSCN5836

DSCN5833

Lastimosamente, muertos de hambre, decidimos comprar varias piezas de algo que supusimos era diferente a lo que fue. Preguntamos de que eran unas bolas fritas que vimos, la vendedora nos dijo papa, queso, camarón, etc. En realidad eran unos bollos de pasta de pescado rellenos de diferentes cosas y fritos, famosos en Japón y llamados kamaboko. La verdad es que no entendimos que eran de pasta de pescado, estaban fríos (fritura fría = patada al hígado) y bastante feos… bastante muy… terminaron en el tacho de basura pese al hambre voraz no saciado. El kamaboko es una pasta de pescado blanco procesado y en este caso viene relleno, frito y en palito. Es muy común en Kioto. A mucha gente le encanta y nosotros no entendemos por que. ;(

Kanazawa
Fushimi Inari – Kioto Central II

Dejá tu mensaje

Suscribite al blog por email

Introducí tu email para suscribirte a este blog y recibir notificaciones.

Videos

%d bloggers like this: