Feb
18

Fushimi Inari – Kioto Central II

Por M&F  //  Nuestro Viaje  //  Sin comentarios

Seguimos caminata rumbo al Parque del Palacio Imperial.

El parque es inmenso, tiene 1300 metros de largo por 700 metros de ancho. Adentro se encuentran los dos palacios imperiales, el palacio propiamente dicho y uno que sirve las veces de palacio de retiro para los emperadores retirados. También hay un santuario, otros jardines y muchos espacios y caminos de paseo.

DSCN5837

DSCN5838

DSCN5841

DSCN5843

DSCN5844

DSCN5845

Nosotros comenzamos el paseo por un santuario que estaba vacío, solo gatos, patos y agua. Muy lindo y pacífico.

DSCN5849

DSCN5850

DSCN5852

DSCN5854

DSCN5855

DSCN5856

De pura casualidad, por un urgente llamado de la naturaleza, visitamos unos baños públicos del parque. De más está decir que no se parecen a ningún baño público posible de encontrar en nuestro país. Realmente bellos. Lo único imposible de comprender es por que razón poseen un plano del baño en la puerta de entrada…

DSCN5858

DSCN5859

DSCN5863_1

DSCN5861_1

DSCN5861

DSCN5862

No hay manera en el universo de confundirse acerca de cual es el camino que lleva hacia el Palacio Imperial. Calculamos que habrá tenido unos 60 o 70 metros de ancho y a lo lejos, como a 500 metros más atrás se divisan sus puertas.

DSCN5857

DSCN5867_2

DSCN5873_1

DSCN5874_1

DSCN5875_1

Salimos del parque sin haberlo recorrido por completo porque queríamos llegar a ver otras cosas más. De camino nos encontramos (para variar) con más cosas lindas y fotografiables.

DSCN5876_1

DSCN5878_1

DSCN5879_1

DSCN5881_1

DSCN5883_1

DSCN5884_1

La pura verdad es que a este castillo no le teníamos demasiada gana, pero la chica que nos hospedaba en Kioto nos dijo que no podíamos perdernos el Castillo de Nijo en nuestra visita a la ciudad. Después de hacerle caso podemos decirles que es un imperdible y tenía razón. Está compuesto de varios “anillos” o círculos de defensa. Algunas partes del complejo fueron destruidas por un rayo y por un gran incendio y reconstruidas.

DSCN5885_1

DSCN5886_1

DSCN5888_1

DSCN5890_1

DSCN5921_1

En el interior, preservado para visitas guiadas en su forma original en cuanto a la estructura, no se puede tomar fotos. Durante todo el recorrido vas pasando por habitaciones que van desde las cortes del Shogun hasta sus habitaciones privadas. La diferencia en cuanto a los tallados y la calidad de los tapices y las pinturas dejan en evidencia las importancias de cada área.

DSCN5896_1

DSCN5892_1

DSCN5893_1

DSCN5895_1

DSCN5923_1

Una puerta lateral del castillo nos tuvo presos más de media hora. Era imposible dejar de mirar, admirar y fotografiar la incontable cantidad de detalles y trabajo que tiene. ¿Como son posibles semejantes tallados en madera? No hay palabras para describirlo así es que deleítense con la cantidad (muy abreviada) de nuestras fotos.

DSCN5924_1

DSCN5903_1

DSCN5904_1

DSCN5905_1

DSCN5907_1

DSCN5906_1

DSCN5908_1

DSCN5910_1

DSCN5911_1

DSCN5912_1

DSCN5913_1

DSCN5918_1

DSCN5920_1

Además de la belleza de todos los edificios que componen los terrenos del castillo, es asombrosa la escenografía general. Los verdes, los árboles, las aguas… todo se veían increíble.

DSCN5927_1

DSCN5931_1

DSCN5934_1

DSCN5936_1

DSCN5943_1

DSCN5944_1

En una parte subís a lo alto de una de las murallas de defensa y te permite obtener buenas y amplias vistas de la zona.

DSCN5946_1

DSCN5947_1

DSCN5953_1

DSCN5956_1

DSCN5960_1

Y viendo las casas auxiliares al castillo es como terminamos nuestra visita a este hermoso complejo que ahora se encuentra entre nuestros elegidos como infaltables en tu visita a Kioto.

DSCN5968_1

DSCN5972_1

DSCN5973_1

DSCN5974_1

DSCN5979_1

Para cerrar nuestro día, nos fuimos a cenar a un lugar recomendado en la escena de la ciudad: Pontocho. Es un estrecho callejón que se encuentra al lado del río Kamogawa. Está repleto de restaurantes, algunos sumamente exclusivos y caros, otros por suerte no tanto. Los restaurantes de un lado tienen la ventaja de que la entrada da al callejón pero las ventanas de atrás dan al río.

DSCN5996_1

DSCN5993_1

DSCN6000_1

DSCN6000_1

DSCN6005_1

DSCN6007_1

Finalmente, tras recorrer y mirar los nada accesibles precios para argentinos del lugar, terminamos entrando a un lugar que parecía tener comida que podía interesarnos a un precio que podía no matarnos. Era un lugar muy tradicional, nos hicieron sacar los zapatos para subir a un segundo piso con ventana al río. Era tal el hambre que nos olvidamos de sacar fotos de algunos platos. La comida era deliciosa pero las porciones eran muy chicas por lo que tuvimos que pedir más. Afortunadamente en la segunda tanda incluimos algo a lo que no le teníamos demasiada fe por la descripción pero que era absolutamente exquisito: skins de piel de tofu. La cuenta no fue económica pero valió cada centavo.

DSCN6013_1

DSCN6021_1

DSCN6023_1

Terminamos nuestro paseito por Pontocho y su atmósfera particular viendo las luces de Kioto de noche.

DSCN6028_1

DSCN6029_1

DSCN6030_1

DSCN6026_1

DSCN6037_1

Lindo día – linda noche.

Fushimi Inari – Kioto Central I
Más Kioto Este

Dejá tu mensaje

Suscribite al blog por email

Introducí tu email para suscribirte a este blog y recibir notificaciones.

Videos

%d bloggers like this: